El talismán de légamo (introducción)

(-En este tu día de alternativa, te concedo el privilegio de matar este toro, y con orgullo te ofrezco mi muleta y mi estoque. Que dios reparta suerte.)

(-María –le dijo aquella tarde mientras paseaban- quiero invitarte a Ronda, pa’que conozcas mi casa.

-¡Caramba! –sonrió ella- ¿Es una proposición?

-No sé que responder a eso… –la miró a los ojos- …no lo sé)

(-¡Don José…! ¿Qué hace usted por aquí? –Intentó la bajeza del servilismo, como si acabara de tropezárselo por casualidad.

-He venido a ajustar algunas cuentas.

-Usted no me debe nada, don José… ¡por dios! –comenzó a temblar- ¿Qué cuentas son esas?

-Las cuentas de un amigo.-Hablaba frío y pausado.

-Yo no tengo nada que ver con lo de ese amigo, don José… no crea usted eso… ¿Quién le ha dicho…?)

 

Los toros, un gran amor… y la venganza por la muerte de un amigo, las tres enormes constantes de la vida de José Ulloa Navarro, que pudo ser y no fue, uno de los grandes de la historia.

 

PROLOGO

Huele a jara y a romero; huele a mierda de caballo, sierra y retama. El numeroso grupo cabalga en silencio monte arriba. Solo las caballerías producen algún ruido bajo el insoportable calor. El Lorenzo –como llaman al sol- ya se dejaba sentir, poderoso, bien entrada la mañana. Aquel día, la partida tuvo que montar de muy temprano, pues los Migueletes se habían acercado peligrosamente. No resultaba habitual cambiar de refugio, excepto si la ocasión lo requería; y tener a los guardias cerca, era razón más que suficiente.

En los postreros tiempos, insistida hasta el hartazgo.

De modo que antes de despuntar el alba, toda la caterva había emprendido el éxodo hacia otras tierras.

En el tedioso bochorno hay tufo a sudores rancios, proscritos y perseguidos. Navajas, sables y mosquetes; chicharras que ensordecen y pesados moscardones; caballos y jinetes que forman burda estampa…

Era la estampa novelesca de varios siglos, que en épocas de acosados y rastreadores, en justicia impartida por caciques, que llueve sobre humildes, cabales y honrados prójimos, recoge las hazañas de grupos incontrolados por la geografía española.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Las siguientes reglas del Reglamento General de Protección de Datos deben ser leídas y aceptadas:
La dirección IP de tu ordenador quedará registrada (de forma anónima) al realizar el comentario. Antes de comentar o suscribirte, revisa nuestra política de privacidad. Si en cualquier momento decides borrar tus datos, puedes dirigirte al correo julioromero@castrodorrey.com y te atenderemos a la mayor brevedad posible. RECUERDA: - Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a Toro Bravo. - No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión. - Toro Bravo se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados. - No dudes en avisar de posibles comentarios inadecuados. - Los comentarios serán reproducidos textualmente en esta página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.