A portagayola

Creo que es la manera más concreta de comenzar este blog. Para no salirse un ápice del término taurino, recibiendo al toro de frente, sin más pruebas que el puro valor del torero.
Nace esta idea de crear un blog sobre el Toro Bravo, a pesar de mi larga afición por la fiesta, cuando un amigo, sorprendentemente, me hizo un regalo muy valioso: nada menos que El Cossío. Biblia de la Tauromaquia que ya lo dijo quien lo dijo, y no voy a descubrir yo ahora, como es natural.

Desde luego, quiero dejar bien patente, que estoy en contra -totalmente en contra- de todos los festejos que no respetan al toro como es debido. Al buen entendedor… con pocos muletazos basta.

Intentaremos ensalzar todo el lenguaje taurino, también como es debido, y utilizarlo en toda su extensión, pues si se paran un poco a fijarse, tiene mucho en común con nuestra manera de hablar. Y, por descontado, que haremos humor de la metáfora, que para eso está la sonrisa. Bien valíosísimo, cuando se trata de salir del trance de jugarse la vida delante de un toro. Y en cualquier acepción de la vida, que la risa agranda la existencia.

En fin, para que no suene el primer aviso, termino ya, deseándoles a todos un feliz viaje por estos mundos del Toro Bravo, en los que espero nos encontremos con detalles de impresión, curiosos y no menos chocantes, a veces, y faenas conmemorables, sin cicatear ni una pizca de valor a los toreros, como mandan los cánones.
Respeto, y solo respeto, que es lo que merecen ambos y principales protagonistas: Torero y Toro.

Una tarde de Abril, en Sevilla pasó esto

Hasta la próxima.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Las siguientes reglas del Reglamento General de Protección de Datos deben ser leídas y aceptadas:
La dirección IP de tu ordenador quedará registrada (de forma anónima) al realizar el comentario. Antes de comentar o suscribirte, revisa nuestra política de privacidad. Si en cualquier momento decides borrar tus datos, puedes dirigirte al correo julioromero@castrodorrey.com y te atenderemos a la mayor brevedad posible. RECUERDA: - Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a Toro Bravo. - No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión. - Toro Bravo se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados. - No dudes en avisar de posibles comentarios inadecuados. - Los comentarios serán reproducidos textualmente en esta página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.